Videos de procedimientos

Labios

Inserte la aguja transcutáneamente en el borde del bermellón hasta llegar al nivel subcutáneo donde debe implantarse Aquamid®, sin penetrar el nivel muscular. Utilice la técnica de inyección retrograda con líneas paralelas finas de Aquamid®. Para obtener una rotación del labio, el hidrogel debe ser inyectado sobre el músculo. Si se inyecta bajo el músculo se producirá una proyección del labio. Se recomienda el método transcutáneo para evitar que la aguja penetre la mucosa, la cual normalmente contiene muchas más bacterias.

Arrugas nasolabiales

Inserte la aguja hasta cerca del largo de la aguja desde la nariz y haga un ángulo de 45° entre la aguja y el pliegue. Deposite líneas finas de Aquamid®, una sobre la otra, en forma de abanico en la capa subcutánea. Un segundo punto de inyección está determinado por debajo del pliegue. Inserte la aguja, haciendo un ángulo de 30° entre la aguja y el pliegue. Recuerde operar 1-2 mm bajo el pliegue al realizar el relleno del área.

Arrubas mentolabiales

El área para rellenar es un ángulo delimitado por el borde inferior del bermellón y el pliegue mismo. Inserte la aguja desde el lado del labio en la capa subcutánea. Un número adecuado de líneas de Aquamid® se inyecta en paralelo, usando una técnica retrógrada en forma de abanico, siempre a diferentes niveles para obtener el aumento y volumen deseados.

Glabela

Inserte la aguja en el área subcutánea sobre el nivel muscular e inyecte líneas finas de Aquamid® una sobre la otra para aumentar localmente el grosor del nivel subcutáneo.

Nariz

Inserte la aguja a través de la piel hasta llegar al nivel subcutáneo cerca del cartílago alar. Deposite un volumen adecuado de Aquamid® hasta que se haya corregido la depresión y la nariz esté simétrica.

Reconstrucción nasal

Aquamid® es inyectado en la capa subcutánea bajo el crus medialis del cartilago alar y causará un aumento gradual en la proyección de la nariz y un aumento en el ángulo nasolabial. La apariencia estética y la función naso-respiratoria son mejoradas modificando el paso de flujo de aire en la nariz.

Aumento de mentón

Inserte la aguja en la capa subcutánea mediante inyección transcutánea y deposite volumen adecuado de Aquamid® para restablecer el volumen y forma mediante expansión progresiva del tejido suave.

Pómulos

Para facilitar la implantación, deberá marcar algunos puntos de referencia. También deberá marcar el límite del arco orbital derecho, por sobre el cual deberá evitarse cualquier relleno. Usando un método de inyección retrógrado, deposite líneas finas de Aquamid® en forma de abanico en la capa subcutáneo. La forma de abanico de líneas finas debe repetirse en líneas paralelas más profundas en el tejido involucrando la capa muscular superficial aponeurótica.